Cerrar Mapa

Organizaciones de la sociedad civil brindaron aportes para la construcción del Plan Nacional de Salud Mental

El plan se presentará el próximo 10 de octubre en el marco del día Mundial de la salud mental con el objetivo de garantizar a las personas con padecimientos mentales y adicciones vivir en comunidad y mantener vínculos con sus familiares y allegados

Por tercera semana consecutiva, el Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones, continuó con el ciclo de consultas para la elaboración del futuro Plan Nacional de Salud Mental. Hoy realizó la ronda con ONG's y otras organizaciones de la sociedad civil, las que formularon sus aportes para el diseño de procedimientos y acciones que efectivicen, en todo el país, los derechos legales que asisten a las personas con padecimientos de salud mental y adicciones.

Al abrir el encuentro, la directora nacional de Salud Mental y Adicciones, Lic. Matilde Massa, alentó la participación activa y permanente de las organizaciones porque "consideramos que son las destinatarias de este plan. Creemos en las construcciones colectivas", sostuve Massa, quien agregó que "esperamos aportes, reflexiones y también apoyo".

La funcionaria explicó que "el Plan Nacional de Salud Mental es la herramienta de gestión, mientras que la Ley N° 26.657 y el Decreto N° 603/13, el marco teórico. Con estos tres instrumentos consideramos que tenemos todo para hacer un cambio de paradigma. Ahora depende de nosotros lograrlo y cuando hablo de nosotros no me refiero sólo a la Dirección Nacional, sino a todos aquellos que creemos que hay que hacer un cambio en materia de salud mental", enfatizó Massa.

Durante la jornada, la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones junto a las organizaciones se abocaron a cada uno de los objetivos y desafíos previstos en el plan, como la estigmatización de las personas y poblaciones vulnerables; el fortalecimiento de la red de sanitaria; la inclusión social de las personas con padecimiento mental; la formación y capacitación continua de recursos humanos; la salud mental en situaciones de emergencia y desastres; el desarrollo de un sistema de monitoreo y evaluación de la calidad de atención.

El artículo 7 de la Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657 reconoce a las personas con padecimiento mental y/o adicciones, entre otros, el derecho a la integración familiar, laboral y comunitaria. Y a ser acompañadas antes, durante y luego del eventual tratamiento que recibieren por sus familiares, otros afectos o a quien designen. Por otra parte, el Decreto Reglamentario Nº 603/2013 instruye a que las organizaciones de la comunidad, en particular de personas con problemática de salud mental y familiares, y de trabajadores, participen en un Consejo Consultivo que, con periodicidad trimestral, expondrá sus sugerencias en la materia.

La reunión, que continuará mañana, se llevó a cabo en el salón DINESA, ubicado en Avenida Jerónimo Salguero 3457 de la Ciudad de Buenos Aires.

Antecedentes
Convocados por la Dirección de Salud Mental, a mediados de agosto, los directores de Salud Mental y Adicciones de todas las provincias participaron del Segundo Encuentro Nacional de Funcionarios Referentes en la materia, en el que se consolidaron los aportes de esas jurisdicciones al Plan Nacional de Salud Mental.

Mientras que el 22 de agosto hicieron lo propio diversos organismos del Estado nacional con el objetivo de aunar las competencias y tareas en la materia de cada uno de ellos. Una semana más tarde se recogieron sugerencias de expertos internacionales que participaron en el reciente Congreso Mundial de Salud Mental.