Cerrar Mapa
Cúrcuma, jengibre y canela. PH web ilustración

Leche dorada, la bebida de los dioses

Conocer sobre los compuestos bioactivos de los diferentes alimentos funcionales y cómo impactan en la salud de las personas posibilita, a partir de la identificación de los desequilibrios orgánicos de cada paciente, poder apuntar a un tratamiento cada vez más personalizado. 
La licenciada en nutrición y docente de la Universidad ISALUD Paola Hernández, nos cuenta de qué se trata la leche dorada y explica cómo podemos elaborarla en casa para poder  incorporarla a nuestra alimentación diaria.

ALIMENTOS FUNCIONALES: ¿QUÉ SON?

Es un concepto que nació en Japón en los años 80´como consecuencia del aumento en la expectativa de vida de la población, la cual era cada vez más longeva y consecuentemente, esto acrecentaba más los gastos del Ministerio de salud de dicho país, quienes buscando la manera de mejorar la calidad de vida de la población buscaron estos alimentos que mejoraron la salud y redujeron el riesgo de enfermedades. “Cabe destacar que muchos de estos son de uso milenario y muchas culturas lo utilizan hace años con fines medicinales” explica.

Consultada sobre su aplicación y regulación en Argentina, la profesional expresó: “En nuestro país, el Código Alimentario argentino no posee una definición de los mismos, pero sí refiere a los probióticos en su artículo 1389, explicando que son aquellos que tienen microorganismos que, si se administran en cantidades adecuadas, poseen un beneficio para la salud. Por otra parte, el artículo 1390 considera a los prebióticos como aquellos ingredientes o partes de los alimentos que tienen un beneficio en el organismo que lo recibe, estimulando además el crecimiento selectivo o actividad de algunas bacterias benéficas del colon”. Además, destacó la importancia de resaltar que son los componentes bioactivos de estos alimentos los que van a influir en las actividades celulares y fisiológicas del organismo, y que nosotros tras la ingesta vamos a obtener un beneficio para la salud. 

LECHE DORADA: ¿DE QUÉ SE TRATA?

Es una preparación que posee 3 alimentos funcionales de importancia: la cúrcuma, el jengibre y la canela. La cúrcuma tiene como principio activo la curcumina, la cual es considerada, tras diversos estudios, con propiedades antimicrobianas, antioxidantes, antiinflamatorias, anticancerígenas, cardio y neuroprotectoras, antireumáticas, hepatoprotectoras, cicatrizantes, y con efectos sobre el control de la glucemia, entre otros beneficios. 

La docente, quien comparte en su instagram @paohernandez.nutrición todo tipo de recetas y consejos que promueven la alimentación saludable, explicó también que, para que este principio activo esté disponible para el organismo debe ser acompañado de algún aceite vegetal o huevo, y de pimienta negra, la cual posee como principio activo la piperina que aumenta la biodisponibilidad de la curcumina. Por eso ambas son importantes.

En el caso de la canela, detalló que se está estudiando mucho su capacidad antioxidante, anticancerígena, antiinflamatoria, antidiabética y antimicrobiana. “Tiene 80 componentes bioactivos identificados, siendo los más comunes el canelaldehído, el ácido canelato y los polifenoles que son antioxidantes por naturaleza. Diversos estudios mostraron una mejoría en el síndrome metabólico, disminución de glucosa en ayunas, mejoría en la relación cintura cadera, presión arterial, colesterol y triglicéridos de personas que la consumían, resaltaron los potenciales efectos antidiabéticos que tienen sus compuestos”, explicó.

En cuanto al jengibre, es una raíz frecuentemente utilizada como especia, que también se  puede tomar en infusiones como té o incluir en preparaciones dulces como tortas, galletas o muffins y saladas como Woks, guisados, sopas, etc.

“Su principio activo es el gingerol, el cual le otorga su efecto analgésico, mejora la función digestiva y los niveles de expresión de los marcadores de riesgo del cáncer colorectal. Además, es antiinflamatorio, se lo utiliza para aliviar nauseas y vómitos en pacientes que están expuestos a quimioterapia y se está estudiando mucho en embarazadas”, resaltó.

¿CÓMO PREPARARLA?

Ingredientes

500 ml de leche vegetal o la que utilices habitualmente
1 rama de canela
2 clavos de olor
1 semilla de cardamomo (opcional)
5g de jengibre fresco rallado
2 granos de pimienta negra
1 cdita de aceite de coco (opcional)
5g de cúrcuma molida o dos rodajitas 10 a 12 gramos en trozos de raíz de cúrcuma fresca
1 cdita de postre de miel (opcional)
1 cdita de extracto de vainilla

Preparación

Calentar la leche a fuego fuerte en una cacerola junto con la rama de canela, los clavos de olor, el cardamomo, los granos de pimienta, el extracto de vainilla y el jengibre.
Bajar la temperatura mínima justo antes de que hierva y echar la cúrcuma y el aceite de coco. Revolver por 5 minutos
colar y agregar la miel.
Para culminar, la profesional enfatizó acerca de la importancia de no tener en cuenta a estos alimentos como factores aislados, sino que hay que incluirlos de manera adecuada a través del asesoramiento profesional: “Si bien no son nutrientes, hoy se está  discutiendo si son o no esenciales para la salud. Por eso, para poder aprovechar dichos beneficios, estos deben estar incluidos en alimentos de consumo cotidiano en cantidades habituales y en personas con una adecuada dieta y un estilo saludable, ya que ningún alimento por sí mismo va a otorgar un beneficio mágico, acá lo que ocurre es que cada principio activo actúa de manera sinérgica”, expresó.