Cerrar Mapa
PH web ilustración

¿Cafeína sí o no?: Pros y contras

El café forma parte de la mayoría de los desayunos y meriendas de todos los argentinos. Pero a la hora de definir sus beneficios y sus contraindicaciones son muchas las opiniones y más las confusiones que lo rodean. 
La Lic. María Eugenia Vecchi, docente de la Licenciatura en Nutrición de la Universidad ISALUD, nos explicó cuáles son las dosis recomendadas de consumo y si realmente existe un beneficio a la hora de mejorar el rendimiento deportivo.

“Si tenemos que enumerar sus beneficios, podemos decir que la cafeína es un suplemento dietario aprobado que, entre otras propiedades, aumenta la resistencia y mejora el rendimiento, tiene un efecto directo sobre la contracción muscular produciendo mayor liberación de calcio, mejora la percepción del esfuerzo a nivel del sistema nervioso central y estimula la función cardíaca, la circulación sanguínea y la secreción de adrenalina”, explicó. 

Además, resaltó que su consumo no afectará marcadamente la producción de orina diaria o el estado de hidratación y podría ayudar a sostener el rendimiento en el ejercicio físico, siempre y cuando se respeten las dosis de consumo: “La evidencia reciente sugiere que si se consume en dosis relativamente pequeñas de menos de 180 mg por día (1 taza tipo té de café de filtro), probablemente no aumentará la producción de orina diaria ni causará deshidratación”, indicó. 

Si bien se destacan numerosas virtudes alrededor de esta bebida, por otro lado muchos de los efectos difundidos han ido perdiendo consistencia: “Estudios actuales muestran que el efecto de la cafeína sobre el ahorro de glucógeno durante el ejercicio submáximo es efímero e inconsistente. Asimismo, una revisión de estudios en atletas ha revelado que, contrariamente a las creencias populares, el consumo menor a 226 mg/día no presenta diferencias significativas entre una bebida con cafeína vs agua-bebidas deportiva”, relató.

Cafeína y embarazo.

Por último, consultada acerca de la importancia de regular su consumo en embarazo y lactancia, la profesional manifestó: “La información en relación con los efectos que presenta la ingesta de cafeína durante el embarazo en el desarrollo y crecimiento fetal no es contundente, ni tampoco la cantidad a partir de la cual podrían presentarse efectos adversos. La bibliografía sugiere que, cuando se superan cantidades en el orden de los 200 a 300 mg diarios, (1 café expreso o 4 cucharaditas de café instantáneo o 2 tazas de café de filtro),  aumenta el riesgo de prevalencia de bajo peso, parto prematuro y especialmente de retardo del crecimiento intrauterino, con lo cual, debido a la falta de datos convincentes sobre su seguridad, se aconseja moderar el consumo de té, café, mate y bebidas que contengan cafeína, concluyó.