Cerrar Mapa
PH web ilustración

Frutas y verduras: tips para incorporarlas a nuestra rutina diaria

Si hay algo incuestionable, son los beneficios que nos aporta el consumo de frutas y verduras. Métodos de cocción hay muchos, variedad de colores, formas y texturas más aún, pero hay algo innegable también y es que en invierno nos cuesta más incorporarlas en nuestra rutina alimentaria diaria. La Licenciada Maia Glejzer, Docente de la Licenciatura en Nutrición de la Universidad ISALUD, nos brinda opciones y variantes para que no tengamos excusas y podamos sumarlas de la mejor manera.
.-Colocarlas en un lugar visible donde puedan apreciarse la variedad de formas y colores: La idea de tenerlas presentes en nuestro hogar hará que podemos incorporarla más fácilmente.

.-Tener verduras preparadas en la heladera cocidas y/o crudas, lavadas y cortadas o ralladas: la organización es clave, nos ayuda a anticiparnos, hacer mejores elecciones y no tener excusas a la hora de elegir qué comer.

.-Agregar verduras en preparaciones como tortillas, revueltos, budines, soufflés, tartas salsas, sopas, guisos, purés y rellenos: no guiarnos por las opciones clásicas y  buscarle la vuelta lo hace más divertido y a su vez menos rutinario, por ende incorporamos muchas más opciones sin darnos cuenta.

.-Agregar frutas a las preparaciones dulces y a nuestros desayunos y meriendas: budines, tortas, tortillas, galletitas, tartas y licuados: salirse de la clásica tostada con queso y mermelada o añadirle una variante nutritiva.

.-Acompañar el almuerzo y la cena con una ensalada: le va a dar volumen y aporta saciedad a nuestras comidas.

.-Incoporar otros métodos de cocción: si bien las verduras crudas son importantes, también podemos incorporar opciones al horno, hervidas, al valor, grilladas o salteadas. De esta manera, podemos consumirlas todo el año.

.-Incluir frutas en las comidas principales o en las colaciones: tanto si estamos en casa como si estamos trabajando o en la calle, podemos llevarlas a todos lados y consumirlas sin necesidad de preparación previa.

.-Las frutas y verduras de estación son las más accesibles y de mejor calidad: aprovechar los productos de estación hará que paguemos menos y consumamos alimentos más ricos aún.

.-Consumir a diario 5 porciones de frutas y verduras en variedad de tipos y colores: si las intercalamos en todas nuestras comidas la incorporación será inmediata y casi sin darnos cuenta.

La sugerencias fueron elaboradas por la profesional en conjunto con alumnas del último año de la Licenciatura en Nutrición de ISALUD. Porque limitar la palabra frutas y verduras a una ensalada de lechuga, tomate, o una banana y una manzana, o pensar que no se puede consumir vegetales en temporadas de frío, le resta la importancia que estas tienen a la hora de nutrir nuestro cuerpo.