Cerrar Mapa

Manzur y Beder Herrera firmaron acuerdos

El ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, y el gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, suscribieron hoy por la tarde un acta acuerdo mediante la cual formalizaron el compromiso entre Nación y esta provincia para reducir la tasa de mortalidad infantil y materna, en el marco del Plan para la Reducción de la Mortalidad Materno Infantil, de la Mujer y la Adolescente. 

En el acto, Manzur sostuvo que “quizás sea la empresa más difícil que estamos poniendo en marcha hoy, evitar que se mueran niños en La Rioja, y no tengo duda de que el esfuerzo fenomenal que se está haciendo acá va a tener su repercusión positiva”.

El titular de la cartera sanitaria nacional explicó que “este acuerdo tiene que ver con bajar la mortalidad infantil y me consta el trabajo que vienen haciendo en la provincia para mejorar la infraestructura, el equipamiento, la capacitación de recursos humanos y el empeño de todos por mejorar este indicador” señaló, y agregó que “sabemos que esto no cambia de un día para el otro, lleva su tiempo, pero está la decisión política de tomar a la salud como política central”.

Acompañado por la ministra de salud provincial, Liliana de Díaz Carreño, y autoridades sanitarias locales, Manzur recorrió las obras de refacción que se están realizando en el nuevo Hospital Eduardo Neira, en la localidad de Villa Unión, del departamento Coronel Felipe Varela, donde entregó subsidios por casi 5 millones de pesos para equipamiento hospitalario y cuatro ambulancias para traslado de pacientes.

“Hacía muchos años que no se hacía una inversión de estas características para este hospital, el gobernador no duda cuando se trata de atender la salud, el bienestar y la calidad de vida de la gente, y esto es lo que estamos haciendo hoy, dando un paso más en esa dirección”, expresó Manzur luego de la visita a dicho establecimiento, el cual cuenta con nuevas salas de atención e internación, entre otras remodelaciones realizadas por el Gobierno provincial.

Por su parte, Beder Herrera manifestó que “con aporte de la Nación estamos haciendo el hospital más importante del interior del país para las mamás y los niños de la zona. He hablado con la Presidenta y el Ministro, porque para mayo este hospital lo vamos a tener funcionando y se va a convertir en un pequeño Garrahan, con servicios, albergues para las madres, la máxima tecnología y una atención de excelencia”.

Además, el gobernador riojano dijo que “es nuestro deber darle tranquilidad a la gente sobre la salud pública, y si bien de un día para el otro no se puede cambiar todo, sí hemos mejorado ostensiblemente, lo hemos equipado, y  abrimos alrededor de 70 consultorios”. 

En otro orden, los funcionarios rubricaron un convenio marco de adhesión al Fondo Solidario de Trasplantes, que funciona bajo la órbita del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación y Trasplante (INCUCAI), con el objetivo de fortalecer los servicios que se realizan para las operaciones de pacientes sin cobertura social y fomentar la procuración de órganos y tejidos para implantes.

Al respecto, Manzur comentó que “independientemente de que la persona tenga o no obra social, trabajaremos en forma conjunta para que todos realicen los estudios y análisis para que en caso de ser posible y que aparezca un órgano lo pueda recibir. Este convenio va a permitir salvar muchas vidas, a eso apuntamos”, dijo el ministro.

Reducción de la mortalidad materno infantil

La Rioja, tal como ya lo hicieron las provincias de Chaco, Formosa, Misiones, Santiago del Estero, Jujuy y Entre Ríos, se suma al Plan para la Reducción de la Mortalidad Materno Infantil, de la Mujer y la Adolescente, en el marco del cual se compromete a reducir la tasa provincial de mortalidad infantil a 9,7 por mil nacidos vivos en 2011 y la tasa de mortalidad materna a 4,0 por diez mil nacidos vivos para fines del año 2011.

Entre las acciones allí comprometidas se destacan la regionalización de la atención perinatal, concentrando los nacimientos en maternidades seguras; la creación de oficinas de Comunicación a Distancia; la incorporación de recursos humanos donde sea necesario; y la generación de mecanismos que aseguren que las mujeres embarazadas establezcan contactos tempranos y eficaces con el sistema de salud.

A su vez, otros de los ejes principales contemplados en el Plan son la capacitación de los equipos de obstetricia y neonatología de las principales maternidades, la asistencia técnica en el primer nivel de atención, la planificación para el uso de los recursos del Plan Nacer, el fortalecimiento de comités locales de análisis de morbi-mortalidad materna, y la apertura de centros diferenciados de atención para adolescentes, entre otros.