Cerrar Mapa

El Hospital Británico y la Universidad Católica Argentina celebran convenio para la ampliación de edificio educativo

Desde hace más de una década, ambas instituciones trabajan en conjunto por la formación de médicos y enfermeros. El edificio se costeará en partes iguales, con aportes de la UCA y gracias a donantes particulares y corporativos del Hospital Británico, con el fin de mejorar las instalaciones actuales para las iniciativas conjuntas de docencia de las carreras de medicina y enfermería.
El Hospital Británico y la Universidad Católica Argentina (UCA), quienes brindan desde 2008 la carrera de medicina de manera articulada, refuerzan su alianza estratégica con un nuevo convenio que proyecta la construcción, sobre el predio de la Sede Central del Hospital en Barracas, de un espacio conformado por dos pisos y una terraza para el dictado, desarrollo e implementación de los programas, actividades teóricas y prácticas de sus carreras de ciencias médicas, enfermería, y especializaciones (Residencias y Fellows). 

Además de contar con más de una decena de aulas, preparadas para el dictado presencial y/o virtual de las clases, incluirá una nueva biblioteca, un salón de simulación, baños, espacios y terraza de usos múltiples. 

Dicho convenio se cerró con la firma del documento durante un encuentro del que participaron el Ing. Juan Irigoin, Director General del Hospital Británico y el Rector de la UCA, Dr. Miguel Angel Schiavone. Ambas instituciones financiarán la obra, y el aporte del Hospital Británico será posible gracias a la donación de donantes particulares y corporativos, que apoyan a la Institución en su rol de formador y como organización sin fines de lucro, sumándose a sus campañas de Recaudación de Fondos. 

El Departamento de Docencia del Hospital Británico y los docentes de las carreras de Medicina y Enfermería de la UCA, trabajan diariamente compartiendo la misión de formar más y mejores profesionales para el sector de la Salud, mediante la incorporación temprana al ámbito hospitalario; el vínculo personalizado docente/estudiante; la realización de publicaciones por parte de los alumnos; el sistema de tutorías, las prácticas en el Hospital, y las nuevas salas de simulación especialmente equipadas para recrear escenarios de diagnóstico, tratamiento e intervención.