Cerrar Mapa
PH web ilustración

Kinefisiatría Cardiovascular y Respiratoria: De qué se trata y cuál es su labor en tiempos de COVID

La labor cotidiana de todo el personal de salud se vio sorprendida por una pandemia que los puso a prueba y dio un giro rotundo en las actividades diarias. 
El caso de los kinefisiatras cardiovasculares y respiratorios no difiere del resto. Alejandro Gorza, Kinesiólogo de planta del Hospital de agudos Juan. A. Fernández y del Sanatorio Otamendi y docente de la Universidad ISALUD, nos explica de qué se trata la especialidad y cuáles fueron son los cambios implementados para poder contribuir con los más afectados por el COVID-19.

¿De qué se ocupa la Kinefisiatría cardiovascular y respiratoria y cuáles son los casos más comunes?

Desde el punto de vista de lo cardíaco, podemos atender pacientes con post operatorios cardíacos en unidades intensivas para hacer cuidados respiratorios o empezar a movilizarlos, en sala de internación común atendemos pacientes post infarto con cualquier dolencia cardíaca que hay que empezar a rehabilitar y, una de las cosas más importantes en nuestra labor, es formar parte de grupos de trabajo con pacientes que están en su casa recuperándose y deben hacer actividad física controlada, esto se hace bajo supervisión profesional, midiendo la frecuencia cardíaca, la saturación de oxigeno y demás, en pos de mejorar su capacidad física, lo que en consecuencia mejora su función cardiaca y previene la aparición de otras patologías o el regreso de la misma.

Por otro lado, lo respiratorio abarca a los pacientes en terapia intensiva, donde algunas de las actividades son: el manejo de los respiradores, la realización de la higiene bronquial, la aspiración de secreciones, movilización de los pacientes, participación en el destete (cuando hay que empezar a sacarle el respirador a los pacientes), entre otras cuestiones. En sala común, se los ayuda a que movilicen las secreciones, se les enseña a usar los puff de broncodilatadores y con la parte motora que mejora la función respiratoria. En consultorio, nos ocupamos de aquellos pacientes con aumento de secreciones que asisten para que, a partir del movimiento físico, estas se muevan o pacientes con rehabilitación respiratoria (EPOC, enfisema, bronquitis crónica, por ejemplo) que están estables y asisten para hacer trabajos musculares que mejoran la función respiratoria, las cuales hacen que se sienta mejor y pueda mejorar su calidad de vida.

EXPERIENCIA COVID
Es mucho el trabajo por hacer en estos momentos. Para citar algunas de las actividades que realizamos, están aquellos pacientes que ingresan a terapia intensiva con mucho deterioro respiratorio y hacen neumonías a causa del COVID. Cuando se ve afectado el pulmón es donde intervenimos con el respirador y el manejo de la vía aérea, pero estamos sobrepasados en cantidad de pacientes. Por ejemplo, una de las técnicas que da muy buenos resultados es ponerlos  en prono y supino (boca abajo  y arriba) durante un día o dos, lo cual requiere de gran cantidad de personal para poder hacerlo. Hay mucho trabajo físico por parte de los profesionales en el manejo de la vía aérea, extubación y colocación de máscaras de oxígeno. Además de la cantidad de pacientes con complicaciones respiratorias, que requieren del uso de ventiladores mecánicos en simultáneo, otra cuestión que complica mucho es tener que ponerse y sacarse el equipo constantemente de manera correcta para evitar el contagio, como tratar de no tocar la parte de afuera del mismo o limpiar las máscaras, todas estas cosas estresan mucho, requieren de mucho tiempo y, si a eso le sumamos la cantidad de personal de la salud que se contagia y debe aislarse, se complica un poco más, requiere de mucha energía.

¿Qué pudieron aprender de la experiencia vivida?

La enseñanza que nos deja esta situación, es que no sabemos qué puede suceder de acá en adelante, por eso debemos ser muy precavidos y respetuosos. En las instituciones de salud se vio y se ve mucho compañerismo y trabajo en equipo más allá del rol de cada profesional. En cuanto a la kinesiología respiratoria y de terapia intensiva, la sociedad pudo conocer lo que hacemos tanto los kinesiólogos como los médicos terapistas, cosa que antes no se sabía con exactitud. Se visibilizó la gran labor que realizamos día a día y lo importante que es para salvar vidas.