Cerrar Mapa

Funcionarios de salud continuan el monitoreo de casos de sarampion

El encuentro, realizado en la sede la cartera sanitaria nacional, estuvo encabezado por la Directora del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles del ministerio de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, quien informó que, hasta el momento, no se hallaron nuevos casos relacionados a los tres sospechosos aparecidos.

Funcionarios de las áreas de inmunizaciones y epidemiología de los ministerios de Salud de la Nación, de la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma y representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y expertos de sociedades científicas, se reunieron hoy para monitorear la situación epidemiológica generada a partir de la aparición de tres casos sospechosos de sarampión, detectados 15 días atrás y vinculados con viajes a Sudáfrica.

“Actualmente tenemos dos casos altamente probables de confirmarse y uno que esta en estudio –precisó la funcionaria– y agregó que “lo importante es que se estimuló mucho la notificación y se sensibilizó la sospecha para investigar cada caso que pueda llegar a ser sarampión, aunque no se encontraron casos febriles entre los contactos de los casos sospechosos”.

Vizzotti indicó que “se sigue trabajando en las acciones de bloqueo” y reiteró la importancia de reforzar la vacunación para evitar una reintroducción de la enfermedad en el país, que fue eliminada en Argentina en el año 2000”.

La recomendación para prevenir el sarampión es que todos los chicos deben tener el esquema de vacunación completo, y al año de vida y a los 6 años, recibir la vacuna triple viral.

Además, deben recibir una dosis extra todos los niños y niñas desde los 13 meses de edad hasta los 4 años inclusive, que no hayan sido vacunados en la campaña contra sarampión de 2009 o los que hayan cumplido 13 meses luego de finalizada la campaña.

También los chicos de entre 7 y 14 años, que no tuvieran el esquema completo con dos dosis, deben aplicarse la vacuna.

En tanto, la dosis extra debe aplicarse a todas las personas entre 15 y 39 años que no hayan recibido vacuna contra el sarampión y la rubéola durante las campañas que realizó el Ministerio de Salud de la Nación en 2006 y en 2008.

A los médicos, los expertos sugirieron estimular la sospecha clínica, a partir de que hay un riesgo de reintroducción de la enfermedad.

Asimismo, recordaron que todos los pacientes que tengan fiebre y erupción en la piel pueden tener la afección, por lo que recordaron que deben notificar de inmediato el caso a las autoridades sanitarias.