Cerrar Mapa

Alimentos para aumentar la testosterona

La hormona testosterona es sinónimo de virilidad. Esta hormona es vital para el desarrollo de la masculinidad en el hombre, dándole las características propias. 

Es producida en los testículos, aunque en en el organismo femenino también son liberadas pequeñas dosis de manera natural. En esta oportunidad te daré a conocer los alimentos que aumentan la testosterona.

Consume activamente y con frecuencia este grupo de alimentos si deseas mejorar tus niveles de testosterona en el cuerpo.

 

Uvas

Comer un puñado de uvas asegura la ingesta de resveratrol, enzima que hace espermatozoides más fuertes, perfectos para el momento de la fecundación.

 

Atún

El atún aumenta el deseo sexual. La vitamina A, presente en este alimento, incrementa la testosterona en un 90%, ampliando la líbido. Es ideal consumirlo con regularidad si deseas incrementar tu deseo sexual.

 

Aguacate

El aguacate ayuda a limpiar los conductos sanguínos que rodean al pene, evitando la disfunción eréctil, gran inconveniente para muchos hombres.

 

Granada

El consumo del jugo de granada, incrementa el tránsito de antioxidantes en el cuerpo y brinda grandes beneficios al organismo masculino. Consumir granada intensifica el buen funcionamiento del aparato genital.

 

Carne

La carne es magnífica para dar grandes cargas de proteína al sistema muscular. El consumo de carne, puede significar, mayor calidad al momento de tener relaciones sexuales.

 

Ajo

El ajo es bien conocido por tener alicina, compuesto que reduce el cortisol, hormona del estrés. Al no tener una carga de estrés alta, la testosterona fluye de manera rápida. Este alimento es un potencializador sexual por excelencia.

 

Miel

Enormes cantidades de boro están sumergidas en este dulce néctar. La miel, también contiene óxido nítrico, clave en la apertura de los vasos sanguíneos que producen erecciones.

 

Leche

Es importante incorporar este alimento en tu dieta, el calcio presente en la leche corta sustancialmente algunos cúmulos de grasa; a su vez contiene gran cantidad de estrógenos, incrementando la producción de células anabólicas, contribuyentes de la formación de músculo.

 

Huevos

Llenos de colesterol benéfico para el organismo, estos alimentos son productores por excelencia de la testosterona. La ingesta diaria de un huevo ayudará a incrementar los niveles de la hormona masculina.

 

Repollo

No podía faltar en esta lista una verdura. Sí, el rey de las verduras, en cuanto a testosterona se refiere, es el repollo. Posee una sustancia llamada indol-3-carbinol, la cual libera tu sangre de hormonas femeninas.

 

CEBOLLAS. Las investigaciones sugieren que el consumo de cebollas, o al menos jugo de la cebolla, puede ser beneficioso para aumentar la testosterona. Según un estudio de la edición de febrero de 2009 de la revista de investigación “Folia Morphologica,” 20 días del jugo de la cebolla la suplementación aumentó significativamente los niveles de testosterona y las concentraciones de la hormona luteinizante, que estimula la producción de testosterona. Los aumentos de la hormona luteinizante sólo aparecieron en los grupos que recibieron las mayores concentraciones de jugo de la cebolla. Aunque esto es prometedor, la investigación fue realizado en ratas, no los seres humanos y por lo tanto no es concluyente.

 

Habas o frijoles. Los frijoles y las habas son de hecho las verduras mágicas…. pero no por esa razón vas a estar todo el día comiéndolos. Estos tienen un mayor valor de zinc que cualquier otro miembro de la familia de vegetales, y algunos (como las judías enlatadas), incluso rivalizar con el contenido de zinc en la carne roja. Añadirlos en un alimento que es alto en proteína y fibra y baja en grasas, y tendrás una combinación ganadora.

Contenido: Proteínas, fibras, zinc

Consumo: Judías, habas, alubias y frijoles son buenas opciones. Las versiones enlatadas son tan nutritivas como las naturales.

 

El brócoli. Los niveles elevados de estrógenos conducen a la acumulación de grasa y puede interferir con el crecimiento muscular. En un estudio clínico, el indol-3-carbinol corta la hormona femenina estradiol en gran parte a la mitad de los hombres. El brócoli contiene altos niveles de índoles, compuestos de los alimentos que ayudan a reducir el estrógeno malo.

Contenido: Indol-3-carbinol, fibra

Consumo: Comer brócoli con las comidas importantes por los menos 3 veces a la semana.

 

La col, repollo liso. Además de exhibir el mismo estradiol, restringe las propiedades de otras verduras crucíferas, la col es rica en fibra. La fibra es ideal para controlar el peso, ya que se evita el consumo de alimentos grasosos. Mantener el peso adecuado tiene un impacto anti-estrógeno.

 

Aumenta la dosis de zinc. El zinc es el mineral más importante para la producción de testosterona, cuando disminuye su ingesta se observa una disminución de entre el 65 y el 90% del nivel de testosterona. Para ayudar a mantener los niveles óptimos de testosterona debes ingerir una dosis de 15 a 25 mg diarios de zinc.

 

 Controla la vitamina C. Se ha observado que los niveles bajos de vitamina C aumentan la enzima aromatasa encargada de convertir la testosterona en estrógenos. Además, ingerir 3 g de vitamina C antes del ejercicio, disminuye los niveles de cortisol después del esfuerzo.

 

Equilibra tu ración de proteínas. Las proteínas contienen los aminoácidos que construyen el músculo. Las dietas ricas en proteínas estimulan la síntesis de la hormona anabólica (glucacón) liberando cantidades moderadas de hormona testosterona.

 

Elige fruta y vegetales como carbohidratos. Evita el exceso de carbohidratos complejos típicos como los cereales, patatas y pasta porque provocan la liberación de insulina y cortisol, dos hormonas catabólicas (destructoras del músculo) que disminuyen la producción de testosterona y la formación de masa muscular.