Cerrar Mapa
Frances Arnold. Foto web

La científica #FrancesArnold, es primera #mujer en ganar el #PremioMillennium de Tecnología

La Academia de Tecnología de Finlandia (TAF) ha nombrado a la científica estadounidense Frances Arnold ganadora del Premio Millennium de Tecnología 2016, un galardón destacado para aquellas innovaciones tecnológicas que mejoran la calidad de vida de las personas. El premio, dotado con un millón de euros y concedido en años alternos, cumple su séptima edición desde que fuese otorgado por primera vez en 2004.
La ingeniera bioquímica Frances Arnold recibe el galardón en reconocimiento por sus descubrimientos que han impulsado el campo de la evolución dirigida, un proceso que imita la evolución natural para crear nuevas y mejores proteínas en el laboratorio. Esta tecnología emplea el poder de la biología y la evolución para resolver numerosos problemas de suma importancia y, a menudo, sustituye a otras tecnologías menos eficientes e incluso perjudiciales.
 
Con la evolución dirigida es posible crear proteínas con propiedades útiles que de otro modo no se desarrollarían sin intervención humana. El método de Frances Arnold genera mutaciones aleatorias en el ADN, igual que sucede en la naturaleza. Los genes modificados producen proteínas con nuevas propiedades, de entre las que el investigador puede elegir las que resultan útiles y repetir el proceso hasta que se alcanza el nivel de rendimiento que necesita la industria.
 
Gracias a la evolución dirigida, el desarrollo sostenible y las tecnologías limpias empezaron a estar disponibles en muchas áreas de la industria, que gracias a ello ya no tienen que depender de materias primas no renovables.
 
"La evolución dirigida nos permite burlar nuestra incapacidad de explicar cómo las mutaciones afectan al comportamiento de las proteínas y, no digamos, de predecir cuáles serán beneficiosas. Los objetos más hermosos, complejos y funcionales del planeta han sido creados por la evolución. Y ahora podemos utilizar la evolución para crear cosas que ningún ser humano sabe cómo concebir. La evolución es el método de ingeniería más poderoso del mundo y debemos emplearlo para encontrar nuevas soluciones biológicas a los problemas", afirma Frances Arnold.
 
Durante toda mi carrera me ha preocupado el daño que estamos causando al planeta y a nosotros mismos Las innovaciones de Arnold han revolucionado el costoso y lento proceso de la modificación de proteínas, y hoy se utilizan sus métodos en cientos de laboratorios y empresas de todo el mundo. Las proteínas modificadas se utilizan para sustituir procesos que son caros o que hacen uso de materias primas fósiles en la producción de combustibles, productos de papel, farmacéuticos, textiles y químicos para la agricultura.
 
"Durante toda mi carrera me ha preocupado el daño que estamos causando al planeta y a nosotros mismos".
 
La ciencia y la tecnología pueden jugar un papel muy importante en la mitigación de nuestras influencias negativas en el medioambiente. Cambiar nuestro comportamiento es, si cabe, aún más importante, pero me parece que es más fácil si tenemos alternativas buenas y económicamente viables a los hábitos nocivos", cuenta la científica. El Premio Millennium de Tecnología es uno de los premios de ciencia y tecnología más prestigiosos del mundo. La profesora Arnold es la primera mujer en ganar este premio, lo que pone de relieve su calidad como modelo a seguir para las mujeres que trabajan en el ámbito tecnológico.
 
La ganadora, que fue precedida por anteriores galardonados como el creador de la World Wide Web, Tim Berners-Lee, el inventor de los leds azul y blanco brillantes, Shuji Nakamura, y el pionero en células madre éticas, Shinya Yamanaka, ha recibido el premio en una ceremonia en Helsinki, Finlandia.
 
Por 20minutos.es