Cerrar Mapa

Niños sordos podrán oír gracias a un programa nacional

El Programa Nacional de Detección Temprana y Control de la Hipoacusia del Ministerio de Salud de la Nación avanza de manera exitosa: unos 126 niños ya recibieron audífonos e implantes cocleares de manera gratuita y están realizando tratamientos de rehabilitación para recuperar el lenguaje.

Uno de los casos testigos fue el de Tatiana (de 4 años), quien fue operada en el Hospital Eva Perón de la localidad bonaerense de San Martín y logró escuchar por primera vez tras el encendido del implante coclear.

Durante el encendido, estuvo presente todo el equipo de profesionales del Área de Implantes del nosocomio junto a fonoaudiólogos especializados en calibrar implantes pertenecientes al Instituto Oral Modelo, que tiene en estimulación del lenguaje a varios nenes sordos.

Esta cobertura médica está a cargo del programa Incluir Salud, ex PROFE (Programa Federal de Salud), que brinda atención a madres de mas de 7 hijos, mayores de 70 años y personas que padecen invalidez y/o discapacidad que poseen una Pensión No Contributiva.

En este instituto, detectan niños candidatos a implante cuando se observa que no progresan lo suficiente con audífonos potentes y la terapéutica especializada que les imparten a diario. También intentan facilitarles la inserción en escuelas comunes, si las capacidades del niño sordo oralizado lo permiten.

“Tatiana concurre a dicha institución, donde aprendió a hablar y de ahora en más tendrá la oportunidad de oír las consonantes que antes no podía y al rehabilitarse, progresar aun más en su lenguaje ya que es una alumnita ejemplar y muy inteligente”, expresó Margarita Acosta, responsable del Programa Nacional de Detección Temprana y Control de la Hipoacusia.

La pequeña, quien fue recibida por el titular de la cartera sanitaria nacional, Juan Manzur, a finales del año pasado, había adquirido el lenguaje oral a partir del tratamiento con audífonos superpotentes, pero necesitaba un implante para mejorar su capacidad lingüística.

Para impulsar la detección oportuna de este problema y garantizar la integración e inclusión social de los chicos que sufren sordera, el Ministerio de Salud de la Nación, adquirió 800 audífonos y 100 audífonos superpotentes para sorderas profundas.

El implante coclear es un procedimiento quirúrgico por el cual se introduce un dispositivo electrónico en el oído interno, que estimula el nervio auditivo y que se activa a través de un aparato colocado fuera del oído, lo que le permite recuperar la audición a las personas hipoacúsicas. Al mes de la operación, se realiza el encendido del implante y el niño escucha por primera vez.

La sordera es la falta de capacidad para escuchar sonidos, puede producirse por factores hereditarios, congénitos y adquiridos desde el momento del nacimiento, o adquirirse a lo largo de la vida, obedeciendo a numerosos factores causales.

En la Argentina afecta a entre 700 y 2100 niños al año. La discapacidad auditiva constituye el 18 por ciento de las discapacidades en el país, la cual se reparte en un 86,6 por ciento de dificultad auditiva y un 13, 4 por ciento en sordera.