Cerrar Mapa

El sobrepeso, un obstáculo a la hora de planificar un embarazo

Uno de los deseos que manifiestan muchas mujeres es el de ser madres. Pero para muchas, el camino no siempre es sencillo. Una de las razones por las cuales este anhelo puede verse imposibilitado es el grado de sobrepeso que presentan en el momento en que deciden planificar un embarazo.

Las mujeres obesas, explican los especialistas, tienen una mayor dificultad para quedar embarazadas debido a alteraciones en la función endocrina y metabólica, lo que podría ocasionar cambios en el control de la ovulación, del crecimiento folicular, del desarrollo ovocitario, endometrial y en la implantación embrionaria.

Estas mujeres tienen mas estrógenos y andrógenos circulando lo que produce una alteración en la ovulación (en general no ovulan) y en el ciclo menstrual (ciclos mayores a 40 días o no menstrúan, cuadro que se denomina amenorrea secundaria).

“Como consecuencia de esto, los óvulos son de mala calidad, el endometrio presenta alteraciones en su receptividad dificultando la implantación del embrión, o favoreciendo el aborto y algunos estudios hablan incluso de alteraciones en la calidad de los embriones cuando se realiza una fertilización in vitro”, explica el doctor Gerardo Garcea, del centro Pregna Medicina Reproductiva.

Lo recomendable es que la mujer que planea tener familia lo haga estando en un peso saludable o con el menor sobrepeso posible, ya que quienes cursan su embarazo con algún grado de obesidad presentan una mayor incidencia de diabetes gestacional y de hipertensión arterial gestacional, y esto implica un mayor riesgo para la madre y el bebé .

“Las mujeres que se embarazan con sobrepeso deberían ponerse en manos de profesionales, tanto médico como nutricionista, para adaptar su plan alimentario en pos de que el aumento de peso durante el embarazo sea programado, con la finalidad de llegar al momento del parto en las mejores condiciones posibles”, sostiene la doctora Patricia Rubinstein, especializada en Nutrición y Obesidad.

Los expertos no dan cuenta de un límite de peso para la búsqueda de embarazo, ya que cada persona es diferente. Sin embargo, se recomienda que las mujeres que tienen sobrepeso o que están dentro de un rango de obesidad realicen un cambio de actividad física y en la alimentación.

“El descenso del 5% del peso corporal en estas pacientes mejora significativamente las posibilidades de embarazar y llevar adelante un embarazo saludable”, afirma la Dra. Andrea Marazzi, ginecóloga y directora medica de Fertilab Las mujeres embarazadas con sobrepeso deben tener un seguimiento obstétrico, cardiológico, endocrinológico y nutricional muy estricto. Es aconsejable que realicen algún tipo de actividad física (como caminatas o natación), que aumenten un kilo máximo por mes y que no ingiera muchos hidratos de carbono ni grasas.