Cerrar Mapa

Se evalúa en Entre Ríos la producción pública de medicamentos

El propósito de la iniciativa es la fabricación a cargo del Estado de medicinas que la Nación distribuye a través del Plan Remediar a un costo menor que el del mercado. El ministro de Salud, Hugo Cettour, expresó que “el tema será estudiado con el gobernador”

La fabricación pública de medicamentos es una política de Estado alentada desde Nación. Después de la promulgación de la ley nacional, Entre Ríos tiene una oportunidad para poner a funcionar distintos esbozos.

El ministro de Salud, Hugo Cettour, quien durante su gestión como diputado provincial (2001-2005) propició, la creación de un instituto de medicamentos que, por entonces, no obtuvo su aprobación; indicó que “el tema será estudiado con el gobernador, quien tiene que decidir cómo podemos avanzar”.

Si bien aclaró que el tema aún no está definido, recordó varios antecedentes en donde la provincia ha dado pasos concretos, como la firma de un convenio con Santa Fe, en 2010, donde se fijaba avanzar con la provisión de algunos medicamentos e incluir el asesoramiento.

Asesoramiento santafesino
Por otro lado, la fabricación de fármacos públicos ha sido también tema de análisis en la Región Centro. En este sentido, Cettour manifestó que “hubo conversaciones para intentar ponernos de acuerdo desde la complementación y aprovechar el asesoramiento de Santa Fe, que tiene muchos años de gestiones exitosas sobre la materia”.

El funcionario destacó también la continuidad del plan Remediar que, “se mantiene con financiamiento externo”, aunque aclaró que “en algún momento tendremos que fabricar medicamentos, por sí solos”, opinó. Además se mostró dispuesto a “buscar y armar el rompecabezas, empezar a discutir si Entre Ríos puede también fabricar medicamentos públicos”.

Protagonismo del Estado
La producción pública de medicamentos forma parte de la política de Estado alentada por el gobierno nacional, junto con otras normas vinculadas a la salud, como las leyes sobre prepagas, de salud mental, de celíacos; la ley antitabaco y las de enfermedades poco frecuentes.

La Ley 26.688 declara de interés nacional la investigación y producción pública de medicamentos, materias primas para la producción de medicamentos, vacunas y productos médicos, entendiendo a los mismos como bienes sociales. La legislación, impulsada por el gobierno nacional, fue sancionada por el Congreso el 29 de junio de 2011 y promulgada un mes después.

Dentro de los beneficios que ofrece la propuesta surge, según se indicó: “el abaratamiento de los costos, ya que hay medicamentos donde los precios se reducen abruptamente”. Se mencionó también la posibilidad de fabricar los medicamentos apropiados a las necesidades de la provincia, y que podrían eliminarse las actuales licitaciones que efectúan los hospitales. “Son muchos los esfuerzos que podrían evitarse”, sintetizó Cettour.

Otras experiencias
Carlos Rodolfo Arques, miembro del directorio de Lif, destacó la sanción de la ley que, según definió: “viene a dar un marco para el desarrollo de los productores públicos del país y tiene un espíritu de promoción de la producción pública de medicamentos”.

El punto de partida de esta iniciativa es “tomar a la salud como derecho humano, que adquiere característica de bien social, cuando se obtiene la calidad, efectos terapéuticos científicos comprobados, distribuidos y consumido con racionalidad, debe tener un precio razonable relacionados con los costos de producción. Si alguno de estos elementos falta, no es un bien social”, remarcó.

Según se destacó, el laboratorio permite dar respuesta a las necesidades de la política sanitaria de la provincia. Santa Fe, por ejemplo, pudo abastecerse de la producción de paracetamol en vistas de una epidemia de dengue, que afortunadamente no llegó.

Actualmente, Lif aporta el 96% de las unidades farmacológicas para la atención primaria y el 64% de la que utiliza todo el sistema de salud provincial.

Sobre los balances, Daniel Salomón, miembro del directorio Lif, señaló los últimos años de gestión como el motor para obtener la reciente habilitación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), que permite tener tránsito federal y llegar al mercado internacional. Dijo que las inversiones superaron el millón de pesos en maquinaria y tecnología.

La adjudicación de la nueva planta que estará ubicada en un predio de 11 hectáreas en la autopista Santa Fe-Rosario, a la altura de Sauce Viejo, es la apertura para ampliar la gama de productos y abastecer otros mercados.