Jueves, 23 de Octubre de 2014

Logo de Salud News 24

Seguinos en Facebook Twitter
 

Salud

…En el cielo las estrellas, en el campo las espinas…

…En el cielo las estrellas, en el campo las espinas…

31/08Cuando era una niña y aún vivía en un pequeño pueblo, tuve una aguerrida discusión con un amigo Edgardo. Teníamos un vínculo muy fuerte, el que te da “crecer en simultáneo”; una hermandad forjada no solo por ser compañeros del colegio, sino por la vecindad y esas tardes enteras de recorrer los caminos de la vida entre el karting y la bicicleta.

+ Cambiar tamaño
Facebook Twitter LinkedIn MySpace Delicious Digg Sonico
Lic. Alejandra Daguerre

Lic. Alejandra Daguerre

En una plácida noche de verano, mirando el cielo y haciéndonos los entendidos en la materia, le conté que las estrellas brillaban porque eran “los veladores de los angelitos”. Edgardo no sólo se burló, sino que mostrándome su gran  racionalización en el tema, comenzó a explicarme la verdad de las cosas diciendo: nada que ver…”las estrellas son los agujeritos por donde llueve”; entonces pasa por ahí el agua que viene de más arriba, del cielo, que después riega las plantas y crece el trigo…me entendés?

Esa noche nos despedimos antes que de costumbre y cada uno regresó a su casa...literalmente estábamos parados en veredas diferentes. Por primera vez se planteaba una ruptura de relaciones diplomáticas, porque cada uno y en el más sepulcral silencio defendería “su verdad individual”. Esta discusión marcó nuestro primer y fuerte disenso…

Hoy recuerdo este hecho con gran ternura; pero desde una re-lectura más exhaustiva, creo que es un auténtico modelo de lo que nos pasa cuando nos encerramos creyendo ser los dueños de la verdad.

Cuantas veces nuestra verdad es tan absoluta que no admite revisiones? 

Cuantas veces discutimos (con alguien que afectivamente nos interesa y mucho!) porque no toleramos su punto de vista diferente?

Cuantas veces ninguno de los dos tiene razón, y sin embargo no podemos “relativizar” nuestra postura?

Se dan cuenta? un cálido recuerdo infantil se actualizó en un disenso conyugal, y me marcó una zona de alerta…

Muchas veces las mujeres tenemos apreciaciones románticas e idílicas; y desde el epicentro de nuestra sensibilidad (cuasi hormonal) creemos que es lo único válido que existe. Otras veces los hombres hacen procesos de pensamiento y nos responden desde la racionalización extrema, echando por tierra otros puntos de vista solamente porque no tienen sustento fáctico, creyendo que la supremacía de la razón es el único camino.

No sé cuál será la verdad, solo sé que nadie es dueño de las certezas absolutas…y mucho menos tiene el derecho de imponerlas…

Les propongo y me propongo trabajar para generar buenos vínculos, ser hacedores de “relaciones con estrella”, cuidar y consensuar con nuestros afectos, disfrutar y celebrar juntos la vida; porque en nuestra petulante rigidez, queremos sostener y validar solo nuestra verdad, descalificamos, desoímos desde el engreimiento del ego, que por cierto es ciego y absoluto; y cuando nos damos cuenta…seguramente sea tarde…ya estamos bien estrellados!!!

alejandradaguerre@gmail.com

 

Últimas

Últimas noticias publicadas

 
 
 

Últimas

Últimas noticias publicadas

 
logo

Saludnews24.com.ar | Publicidad | Media Kit

Producción Periodística SN24

Ciudad Autónoma de Buenos Aires | contacto@saludnews24.com.ar

desarrollado por Innovavista.net
saludnews24.com.ar © 2014 - Todos los derechos Reservados