Cerrar Mapa

OMS exige vigilar secuelas por crisis de Fukushima

El aumento en el nivel de gravedad radiactivo tras el accidente nuclear en la planta de Fukushima, en Japón, al grado máximo de 7, no tiene incidencia en la salud pública que requiera de nuevas medidas de prevención, dijo ayer la directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, María Neira.

Solicitó que pese a esta situación, se deben conformar sistemas de vigilancia y monitoreo sanitario que supervisen durante los próximos 10 o 20 años las consecuencias que esta tragedia podría provocar en la salud de las personas, destaca información del periódico español El Mundo.

Neira dijo que las autoridades japonesas ya monitorean las funciones tiroideas de más de 940 niños tras la tragedia en la planta nuclear de Fukushima.

PRODUCTOS. La funcionaria de la OMS también aseguró que la OMS no vería justificado imponer una prohibición general de importar ciertos productos de Japón, pues —dijo— “es suficiente con los controles previstos en el código de seguridad alimentaria”.

El martes pasado Japón elevó de 5 a 7 el nivel de gravedad radiactiva en Fukushima, colocándolo al nivel de Chernóbil, en Ucrania. Asimismo, el gobierno nipón puso a otras cinco comunidades en el plan de evacuación, algunas de las cuales están situadas más allá de los 30 kilómetros considerados como frontera límite de prevención.

DECESOS. Por otra parte, la Agencia de la Policía Nacional reportó ayer que la cifra de muertos por el terremoto y tsunami del 11 de marzo pasado que golpearon el noroeste del país se elevó a 13 mil 333, según información de la agencia de noticias Kyodo.