Cerrar Mapa
Foto web ilustración

Las #neurociencias conectan a 1.500 investigadores latinoamericanos en Buenos Aires

"Las neurociencias se conectan en Buenos Aires" es el lema del Congreso Falan, que convocó a cuatro jornadas de simposios sobre neurociencias relacionadas con diversas actividades.
Argentina está en el mejor nivel de calidad en investigación en neurociencias, afirmó el médico e investigador del Conicet Osvaldo Uchitel, quien preside un congreso latinoamericano de la especialidad que reúne hasta mañana en Buenos Aires a un seleccionado de 1.500 neurocientíficos latinoamericanos.

Se trata del Congreso Falan, que con el lema "Las neurociencias se conectan en Buenos Aires" convocó a cuatro jornadas de simposios sobre neurociencias y educación; memoria; sueño y memoria; células madre para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas; miedo, ansiedad y estrés post-traumático; y psiquiatría computacional.

"En Latinoamérica tenemos a la Sociedad Argentina de Investigación en Neurociencias, y hace ocho años se conformó la Federación de Sociedades de Neurociencias de Latinoamérica y El Caribe, que está creciendo enormemente y es equivalente a la europea", dijo Uchitel a Télam, al cierre de la segunda jornada del Congreso que culminará mañana.

Uchitel dijo que, a nivel internacional, en la investigación básica "el idioma es común, porque hay que partir de la base de que en este momento, para la sociedad occidental desarrollada, las enfermedades neurodegenerativas son una preocupación emotiva y económicamente muy grave".

Aún comparada con el cáncer, enfermedad que concita alarma social, la enfermedad degenerativa es más lesiva por duradera: "Se puede sufrir durante decenas de años, y la sufre el entorno del paciente y la economía, tema que ha acompañado el sostenido crecimiento de las neurociencias y el conocimiento del cerebro", planteó Uchitel.

"Tenemos una temática común y lo importante es que en Argentina estamos al mismo nivel de calidad e investigación, expresado en las 1.500 personas que participan del Congreso", enfatizó.

Entre los asistentes, que incluyen a un milllar de estudiantes de doctorado, predominan los neurocientíficos de Brasil -centrados en el estudio del comportamiento-, de Chile -en biofísica del sistema nervioso- y de Argentina -que sigue la tradición de la escuela del médico y biólogo Eduardo De Robertis.

Fue hacia 1900, cuando Santiago Ramón y Cajal planteó que las neuronas son la estructura básica y funcional del sistema nervioso; pero fue De Robertis quien desarrolló el conocimiento de que las neuronas se contactan pero no se fusionan.

"Toda la farmacología apunta al lugar de contacto a partir del estudio que se desarrolló en el Río de la Plata, y esa tradición es la que nos da esa potencia en neurobiología, tanto en Buenos Aires como en Córdoba", reivindicó Uchitel.

La organización internacional del cerebro IBRO (International Brain Research Organization), de la Unesco, permitió hacer intercambios de investigación entre americanos y soviéticos que fue derivando en una institución mundial que da apoyo, y gran parte del financiamiento, para la realización del Congreso.

Uchitel es Investigador Superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas; profesor titular de la Universidad de Buenos Aires -donde enseña fisiología del sistema nervioso desde hace 23 años en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales- y director del Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias. 

Nacido en 1947, Uchitel se graduó de médico y, tras doctorarse en 1976, continuó su formación en el University College de Londres, Inglaterra, hasta que volvió a la Argentina en 1983. 

Las cuatro jornadas del Congreso proporcionan a la comunidad científica latinoamericana un entorno de participación para conectar a estudiantes, becarios e investigadores de la región.

Con un espacio para la presentación de 800 posters, en las conferencias plenarias el Congreso abordó temas como "Reparación y desarrollo del sistema nervioso"; "neurociencias aplicadas al aprendizaje"; mecanismos biológicos de la cognición y los comportamientos voluntarios; mecanismos neurobiológicos del dolor, el miedo y los trastornos post traumáticos; neurogénesis, plasticidad del sistema nervioso y su vinculación con enfermedades como Alzheimer y Parkinson. 

El primer encuentro fue en la localidad brasileña de Buzios en 2008; el primer Falan, en la mexicana de Cancún en 2012. 

Sociedades de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, México y Uruguay conforman la red estratégica para el avance de las neurociencias en la región.

La sociedad argentina fue constituida en 1968, integrada por científicos que estudian las fases patofisiológicas de enfermedades del sistema nervioso como el Parkinson, el Alzheimer y la esquizofrenia.

Por Telam